Columna Los Mirones son de Palo

 

miron

 

 

 

 

 

Mirones

Por: El patriota

Porque creerle a Peña Nieto

Como dijese El Patriota, “quisiera creer en lo que dice Enrique Peña”, responsable de dirigir los destinos de más de 112 millones de mexicanos, pero por todo lo que hemos visto en estos casi 5 años de gobierno, verdaderamente resulta difícil aceptar que los priistas, ahora si van a cambiar.

Fue en la clausura de la XXII Asamblea Nacional del PRI, donde Enrique Peña, en calidad de jefe político de todos, les dijo que va haber castigo para todos los que roben; para aquellos servidores públicos que solamente utilizan el poder para saquear las arcas. ¿Pondrá de ejemplo a Javier o César Duarte? O al ex gobernador de Veracruz de plano no le van a tocar ni con el pétalo de una rosa.

Aunque esta en custodia de la PGR, hay indicios que Javier Duarte, en unas cuantas semanas podría quedar en libertad, porque de acuerdo al juez que lleva su caso, no hay pruebas suficientes que lo inculpen de desvió de recursos, por lo tanto, ya no tiene por qué permanecer bajo resguardo y más pronto que temprano podrá salir de la cárcel. Así es la justicia mexicana.

Por este hecho y muchos más, es que no le puedo creer a Enrique Peña, mucho menos a su partido, el Revolucionario Institucional, vaya a castigar a los militantes y servidores públicos priistas que se aparten del ideario, principalmente porque ha sido la corrupción e impunidad, los flagelos que han frenado el desarrollo de una nación tan fuerte y progresista como lo es México.

De los hechos de corrupción, el primer priista solo habló una embarradita, para que la militancia no tuviera pretexto de sojuzgar a su líder máximo por no abordar el tema que fue muy recurrente durante la Asamblea Nacional priista en la que participaron casi 400 mil priistas en activo, como lo hizo saber el propio Enrique Peña, previó a la clausura de los trabajos de la asamblea, que tuvo lugar en el Palacio de los Deportes y que reunió a senadores, diputados federales, diputados locales, presidentes municipales.

Ah, además se dejaron ver, querer y consentir los que se sienten con posibilidades de ser el sucesor de Peña. En primera fila estaban, Miguel Ángel Osorio Chong, responsable de la seguridad interna del país; además José Antonio Meade Kurubeña, actual operador de las finanzas del México del siglo XXI, porque es el secretario de Hacienda.

Meade fue asediado por la militancia. Muchos querían una Selfie con el secretario de Hacienda, por aquello de las casualidades y no vaya siendo que él sea el “tapado” para el 2018.

Además, en segunda fila, detrás del presidente Peña, estaban Eruviel Ávila y Alfredo del Mazo. El gobernador del Estado de México, no lo ha dicho abiertamente que quiere ser el candidato del PRI a la presidencia, pero de que tiene ganas, las tiene, sino, vea como se mueve, ahora que se llevaron a cabo las mesas de trabajo con motivo de la Asamblea Nacional donde se reformaron varios estatutos, y el político de Ecatepec quiere aprovechar la coyuntura para jalar los reflectores.

Fue en la asamblea Nacional, donde Enrique Peña convocó a la unidad. Y dijo, unidad para servir, y unidad para ganar, porque cuando gana el PRI gana México, de ahí la necesidad de dar la gran batalla para que México siga progresando, sobre la misma senda de crecimiento alcanzado en los últimos 5 años.

Nada más citó un ejemplo claro. La generación de 3 millones de empleos formales en 5 años, lo que representa dos y media veces más que el gobierno de Felipe Calderón y 3 veces más que lo hecho por Vicente Fox. De plano, en una palabra, los gobiernos panistas, no sirven ni para dar empleo a la gente, así de claro.

 

Copyright © 2015 La Voz del Estado de México. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por GrupoDZ Networks
Login